social-media-elias-hermida

Inteligencia en la Redes Sociales

Por más que asociemos a las redes sociales con un avance tecnológico, en realidad sólo han sido un vehículo para moldear la forma en la que nos relacionamos con otros individuos.
Hoy en día, la interacción con las personas se da en gran medida a través de la pantalla de tu teléfono inteligente.
Facebook, Instagram y otras nos han traído la posibilidad de comunicarnos de forma directa con miles de personas al mismo tiempo. Desde nuestra familia, cercana o no, hasta nuestros amigos, conocidos y hasta gente extraña hoy participa en nuestras conversaciones en línea. No es exagerado decir que las redes sociales han sido un ingrediente importante en la radicalización de los puntos de vista de las personas. Es frecuente ver cómo las personas se enfrentan por sus puntos de vista encontrados, especialmente en temas muy relevantes como política o religión.
Es precisamente por esa razón, entre otras, que es fundamental comenzar a desarrollar una inteligencia en las redes sociales para que esa dinámica en las relaciones personales no nos sea contraproducente y podamos evitar que nos explote en las manos.
Este artículo no da para tocar todos los temas que tienen que ver con nuestro comportamiento en las redes sociales.
Sin embargo, aquí expondré dos puntos que son cruciales y que podrán mejorar tu interacción con las demás personas.
El primero de ellos es comprender la dimensión y velocidad de las redes sociales. Anteriormente, todos los mensajes que expresábamos tenían un alcance limitado. A menos de que tuvieras un presupuesto de publicidad enorme o fueras una figura pública, antes no podías influir con tus palabras en muchas más personas que las que tenías cerca de ti. Hoy no es ya así, ahora tienes un micrófono muy poderoso en la mano. Todo lo que publicas, comentas o compartes tiene algún tipo de impacto directo en quien lo lee. Así, tú puedes estar contribuyendo a que ciertas personas piensen o se sientan de cierta manera. Para no seguir alimentando ese ambiente enrarecido, manipulado y hasta hostil en el que tarde o temprano nos saldrá el tiro por la culata, debemos de poner atención en todo lo que hacemos o dejamos de hacer en las redes sociales porque hoy todo tiene un rápido efecto que puede ser expansivo y llegar a muchísimas personas.
El segundo punto tiene que ver con tu reputación.
La imagen que tienen las demás personas de ti es simplemente crucial porque va a determinar la intención que tengan de relacionarse contigo y por supuesto con tu empresa. Tú, aunque no lo quisieras así, con cada post, con cada comentario, hasta con cada like estás labrando en los demás una idea de lo que eres. Tu audiencia percibirá de ti una mezcla entre sus prejuicios y lo que tú hagas públicamente. La reputación es en realidad nuestra marca y por eso hace sentido que de una manera intencional primero definas qué es lo que quieres que las personas piensen de ti y después de eso ser muy cuidadosa con todas tus expresiones para que estén alineadas con lo que estás buscando. Si tus publicaciones no reflejan lo que tú eres entonces pon atención y reconduce las cosas porque será cuestión de tiempo que seas víctima de cómo te juzgarán las personas.
Toma estos dos ejemplos de conceptos que deberás tener muy presentes para que en las redes sociales seas una de las inteligentes que se blindan ante sus efectos negativos y las pueden usar a su favor para lograr sus objetivos.