45
Credit Line ©

El Éxito no es como lo Pintan

Te voy a explicar cómo las personas pretenden prersenar en éxito cuando en realidad no es así.

En muchas ocasiones me han invitado a presentaciones de empresas que reclutan a personas para vender sus productos y reclutar a su vez a más personas para hacer lo mismo. Se trata de compañías de mutlinivel que han proliferado en nuestra comunidad en los últimos años.

La gran mayoría de estas empresas celebran eventos en los que buscan atraer a prospectos y llevan a cabo presentaciones de las ventajas de participar en un esquema así.

Me asombra cómo siempre muchas de esas presentaciones caen en el mismo cliché: mostrar a un orador que presume su ropa, sus joyas, sus viajes, su casa y por supuesto, su auto. Como si las personas automáticamente aceptaran hacer lo que sea con tal de obtener ESAS cosas.

La peor noticia es que sí hay personas que compran esa idea de éxito.

Creo que el mayor error en el que caen los individuos es en la falta de reflexión sobre lo que para ellos significa ser exitosos. No es una definición sencilla porque  el éxito no tiene forma, color, olor o sabor. Si fuera así, las cosas serían mucho más simples y fáciles de conseguir.

Si tu dijeras que un flamante BMW rojo es sinónimo de ser exitoso entonces el camino es claro, conoces exactamente cuánto cuesta tu éxito. Puedes armar un plan para llegar a esa cantidad y… ¡listo! ERES EXITOSO, ¿o no?

Tal vez, después del BMW vas a querer un Ferrari que cuesta el doble, entonces dejas de ser exitoso hasta poder juntar suficiente dinero para comprar ese nuevo auto y así hasta no sabemos cuándo.

Lo que no nos damos cuenta es que el éxito no se ve, el éxito se siente. Tú no requieres de una cosa para ser exitoso.

El éxito en los negocios pasa por la sencilla sensación de estar felices. No importa si tu meta es muy grande con tu negocio, tú puedes ser feliz desde el día UNO porque estás convencido de que estás haciendo lo que quieres hacer y haces lo que debes hacer para llegar a tus metas.

Escribe en una hoja de papel 3 situaciones que te han generado una gran alegría en tu negocio. Tienes que hacer memoria y reconectar con esos momentos que te ayudan a motivarte a seguir adelante.

Por ejemplo, cuando viste tu logo por primera vez, cuando tu primer cliente te dijo que sí quería tu producto o servicio, cuando algún miembro de tu familia te dijo que estaba orgullos de ti.

Cárgate de energía pensando en cómo esos momentos fueron de felicidad porque fueron la confirmación de que lo que estabas haciendo era exactamente lo que necesitabas hacer.

Esa sensación es el verdadero éxito, disfrútalo porque ese sí no se puede comprar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *